Micro Bodega

ALBARIÑOS ELABORADOS EN UN PEQUEÑO GARAJE

La micro bodega de Constantina Sotelo

ALBARIÑOS ELABORADOS CON NUESTRAS PROPIAS MANOS

La micro bodega de Constantina Sotelo se encuentra ubicada en un pequeño garaje de una casa de piedra construida a finales de 1750 en la localidad de Cambados en pleno Valle del Salnés a las puertas de la Ría de Arousa. Una bodega donde nuestros ancestros ya elaboraban las primeras añadas de vino albariño y donde a día de hoy seguimos elaborando nuestros vinos sin intervención con la misma pasión como si fuera nuestra primera añada.

Todo es pequeño y sencillo en nuestro garaje, ya que buscamos una bodega cómoda y funcional adecuada a nuestra producción limitada y sostenible. Para ello disponemos de un moderno y sofisticado equipamiento, donde también exploramos depósitos de diferentes materiales y texturas que nos permiten elaborar vinos de forma natural y sin intervención, para obtener albariños singulares y honestos, caracterizados por el respeto al origen del producto proveniente de nuestros viñedos familiares, que se encuentran situados en el privilegiado entorno natural del Valle del Salnés.

Una Bodega de tradicional

ALBARIÑOS ARTESANOS

Nuestra micro bodega se mantiene orgullosamente como una pequeña empresa familiar de Cambados creada por Constantina Sotelo en el año 1999, donde no pretendemos convertirnos en una gran industria, si no que simplemente queremos vivir en el rural haciendo lo que nos apasiona.

En nuestro pequeño y humilde garaje ponemos toda la pasión en elaborar de forma artesanal y natural vinos y albariños como los que se elaboraban antes, donde dejamos que sean nuestros vinos los que marquen los tiempos de elaboración.

Elaboramos albariños con la mínima intervención para obtener la máxima expresión

Una bodega singular en las Rias Baixas

ELABORANDO ALBARIÑOS DE TENDENCIA

El continuo desarrollo en nuestra micro bodega y la curiosidad nos lleva a explorar nuevos materiales, texturas y depósitos para conseguir fermentaciones y crianzas naturalmente únicas para la elaboración de albariños singulares.

En nuestro garaje utilizamos para la diferentes elaboraciones de albariño los tradicionales depósitos de acero inoxidable, damos vida a las barricas de castaño con albariños singulares, jugamos con las barricas de roble, descubrimos las maceraciones de pieles en ánforas de barro, guardamos la esencia de los viñedos centenarios en ánforas de gres porcelánico, exploramos vinificaciones en huevos de hormigón y huevos de terracota, observamos a nuestros albariños en micro depósitos esféricos de cristal…

Mínima intervención en Bodega

ALBARIÑOS DE OTRA DIMENSIÓN

Nuestros albariños quizás no sean perfectos, pero si algo tenemos claro es la honestidad que expresan nuestros vinos, que son el fiel reflejo de nuestros viñedos y su entorno natural.

Durante su paso por bodega elaboramos el albariño con la mínima intervención desde la fermentación hasta el embotellado no maquillando la realidad de nuestros vinos. La elección de cada depósito y el tiempo que pasarán nuestros albariños en ellos, viene marcado por el propio vino, por lo que dependerá del mismo y de cada añada con el objetivo de que durante su paso en bodega expresen la estructura y complejidad del terruño.